¿Recuerdas cuando te emancipaste de tu casa familiar? Seguro que bajo el brazo te acompañaban la ilusión de empezar una nueva etapa y, ¡una cajita de herramientas!

¡Nuestros progenitores están en todo! Eso sí, con las cosas básicas: un destornillador, un bote de cola y, poca cosa más.

Sin embargo, conforme te vas haciendo adulto te das cuenta que en esa cajita de herramientas caben muchos enseres más. Un taladro, clavos e hilo de pescar para colgar un cuadro o, una llave inglesa o un pico de loro para cambiar la rosca del cable de la ducha.

Y, aunque esa cajita atesore muchos recuerdos, ya va siendo hora de que pase a mejor vida. También puede pasar a formar parte de tu propio taller de bricolaje, un lugar organizado donde tienen cabida todas las herramientas necesarias para convertirte en una persona muy manitas. ¿Quieres saber cómo crear tu propio taller de herramientas? ¡Te  lo contamos!

Elige el lugar adecuado para el taller de herramientas

La primera decisión que necesitas tomar es cúal va a ser el espacio seleccionado para albergar tu taller de herramientas. ¡Puede ser el garaje, sí! Pero, también te puedes decantar por poner tu taller en una habitación que ya tengas vacía o en la esquinita de un espacio que ya tenga otro uso. 

Un must: la iluminación. ¿Tienes ventana en la habitación? La luz natural siempre es un plus en cualquier espacio, sobre todo, si tu intención es también la de trabajar al lado de tu taller de herramientas. 

Independientemente del espacio escogido, lo más importante que tienes que tener en cuenta es evitar que las herramientas queden a la vista de los más pequeños.

Todo ordenado y con etiquetas en tu taller de herramientas

Una forma muy habitual de ordenar un taller de herramientas es poner un tablón de madera en la pared. En él, podemos colgar en ganchos nuestros destornilladores, alicates o llaves inglesas. Además, para los utensilios más pequeños, podemos poner bandas de metal a modo de imán. 

También, ¡te animamos a hacer tu primer proyecto! y crear estantes de madera donde colocar todos los enseres. Después, puedes compartir tu creación en woodiswood. Pero, si todavía, no te atreves, puedes comprar tus propios organizadores o decantarte por una opción más ecofriendly. Puedes reutilizar cualquier cajita que ya tuvieras en casa, como ¡tu antigua caja de herramientas! Y para los materiales más minúsculos como tornillos o clavos, puedes emplear botes de cristal. Te recomendamos usar tapas para que, en el caso de que se caigan, no se desparramen todos los materiales por el suelo. 

¡Hora de etiquetar! Una vez que tenemos todo organizado, es el momento de nombrar bien todas las herramientas y utensilios más pequeños. Así sabrás si aquel amigo al que le prestaste tu destornillador todavía no te lo ha devuelto.

¡Extra! un mesa de trabajo

Si todavía te queda espacio libre al lado de tu taller de herramientas, puedes crear una zona de trabajo, simplemente incorporando una mesa en tu decoración. Puedes emplearla para crear tus propios proyectos o para hacer cualquier manualidad en familia.

¡A trabajar!

Ya tienes tu espacio listo para comenzar a planificar tus primeros proyectos. ¿Ya tienes varias ideas que te rondan la cabeza o necesitas encontrar la inspiración? Conoce a los profesionales de la comunidad de woodiswood y cómo trabajan en su día a día. Podrás inspirarte con sus proyectos o tenerte en contacto con ellos para compartir experiencias. ¡Regístrate ya como amante de la madera!

¡Únete a la comunidad!
woodiswood
Inspírate y conecta con otros profesionales.
Hecho con amor en Galicia

Entérate de todo lo que pasa:

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de las novedades de la comunidad.