1. Inicio
  2. Blog
  3. Hecho en madera
  4. CLT y Passivhaus: Vivienda pasiva en Biduído - Ames

CLT y Passivhaus: Vivienda pasiva en Biduído - Ames

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Hecho en madera
  4. CLT y Passivhaus: Vivienda pasiva en Biduído - Ames

CLT y Passivhaus: Vivienda pasiva en Biduído - Ames

Las viviendas de madera son cada vez más atractivas y conocer el proceso constructivo es clave para todo el que quiera hacer o comprar una casa de madera.

Gracias a que contamos con buenos profesionales de la madera a bordo de woodiswood, hemos podido visitar, durante su construcción, la vivienda pasiva en Biduído - Ames (Galicia), proyectada por Marta Trigás, con ingeniería en madera de Escuadría, gestión y construcción de obra por Edm Casas y dirección de obra de Alce arquitectura técnica. ¡Un coordinado trabajo en equipo!

Puedes ver resumido en este video el proceso de montaje de la estructura in situ, una semana de trabajo condensada en dos minutos. Sin embargo, hasta llegar ahí ha habido un intenso proceso de trabajo colaborativo que recogemos de la mano de sus protagonistas.

En primer lugar, un proyecto de arquitectura en el que “la madera es siempre un tema clave al inicio del proyecto” como nos cuenta Marta Trigás, arquitecta Passivhaus Designer que ha proyectado esta vivienda unifamiliar con madera.

“En este caso, los clientes vinieron con las ideas muy claras sobre qué tipo de casa querían. Buscaban una vivienda en madera que fuese 100% sostenible y lo más respetuosa posible con el medioambiente. Eran conocedores de las buenas propiedades térmicas de la madera respecto al resto de materiales y, además, querían poder ver y tocar la madera durante la vida en la casa, no solo usarla en la estructura”, así arrancó el proyecto, con un claro deseo por parte del cliente de utilizar madera.

Preguntamos a Marta:

P: ¿Es esto habitual, encontrar clientes convencidos con el uso de la madera? o ¿todavía es necesario hacer un esfuerzo relevante para incorporar madera en proyectos de vivienda? 

R (Marta): Hoy en día hay clientes que ya vienen convencidos de lo que quieren y de cómo quieren construir su vivienda. Quienes conocen la madera, la aman, y tan solo tenemos un intercambio de opiniones sobre sus bondades, pero hay quienes aún tienen dudas sobre su mantenimiento o su durabilidad. En este caso, sí hay que hacer un esfuerzo por explicar cómo funciona el material, sus ventajas e inconvenientes. 

Yo siempre les explico que la tradición de nuestras aldeas gallegas se basa en la construcción en piedra y madera y el mejor ejemplo de su durabilidad es ver que siguen en pie.

P: El cliente marca el punto de partida del proyecto, pero como proyectista: ¿qué supone proyectar con estructuras de madera frente a otras alternativas?, ¿cuál es el principal reto? y ¿la principal satisfacción?

R (Marta): En los proyectos de madera se consigue una calidad térmica de la envolvente de una manera más “sencilla” que en la construcción tradicional. Solventar los puentes térmicos con estructura de madera y aislamiento es más fácil debido a las buenas prestaciones térmicas que tiene la madera.

El principal reto para las viviendas pasivas en madera se da durante la obra para conseguir una buena hermeticidad. Hay que ser muy meticulosa sellando cada una de las juntas entre cada pieza de madera que forme parte de la envolvente térmica. Para resolverlo correctamente se debe llevar bien estudiado en proyecto.

Y la principal satisfacción es tener una obra seca, con piezas que se podrían desmontar en un futuro y reciclar o reusar sin que la casa deje huella. La calidez que transmite el material en obra o con el proyecto terminado no la transmite ningún otro material. La limpieza de la obra y el cariño con el que desde los proyectistas hasta los obreros tratan el material solo se ve en este tipo de construcciones.

Definido el proyecto de arquitectura, cuando se incorpora madera, es vital contar con una ingeniería especializada en el cálculo y construcción de madera que modele una estructura teniendo en cuenta las condiciones de fabricación y montaje, además del proyecto.

Es este un factor diferencial en los proyectos de madera, así que para entender mejor esta función, hemos preguntado a Pablo Martínez Coto, de Escuadría Ingeniería, responsable de la ingeniería de madera en este proyecto.

P: Cuéntanos Pablo: ¿cuál ha sido vuestra aportación en el proyecto?, ¿qué implica incorporar este tipo de trabajo en un proyecto con estructura de madera en términos de eficiencia constructiva?

R (Pablo): Para la vivienda pasiva en Biduído, desde Escuadría, nos encargamos del cálculo de la estructura de madera y del modelado 3D en Cadwork. En una primera fase, partimos de la documentación del proyecto de arquitectura, realizamos la comprobación estructural de los paneles de CLT y diseñamos las uniones entre paneles con la cimentación.

La estructura de este proyecto es bastante sencilla, aunque cabe destacar la particularidad de que alguno de los petos de cubierta trabaja estructuralmente, actuando como una jácena que permite resolver la cubierta del porche sin apoyos en la zona frontal.

Con la estructura ya diseñada, pasamos a una segunda fase en la que generamos un modelo tridimensional de la estructura, que incorpora el despiece de los paneles con todos los atributos necesarios para su fabricación: espesor y composición de las capas, calidades visuales de acabado, orientación de las tablas de las caras exteriores y mecanizados para la conexión entre paneles adyacentes. 

Por otro lado, incluímos en el modelo todos los herrajes necesarios para resolver las uniones según el diseño estructural. 

De esta forma, el modelo de Cadwork se convierte en una herramienta muy potente que nos permite exportar gran cantidad de información que será de utilidad durante todo el proceso constructivo:

· análisis de la secuencia de instalación para verificar que cada panel se va a poder colocar según lo previsto,

· generación de planos de fabricación y de montaje,

· medición muy precisa de la madera necesaria,

· listados de herrajes para realizar los pedidos con antelación,

Todo este trabajo previo en oficina minimiza imprevistos en obra y reduce los tiempos de ejecución de la estructura.

P: Entonces, ¿cómo vincula vuestro trabajo a proyectista con constructora y oficios que intervienen en la obra?

R (Pablo): Tenemos la suerte de que nuestro trabajo nos obliga a atender las necesidades de casi todos los agentes que intervienen durante todo el proceso de construcción de un edificio: 

· entender la idea del proyecto arquitectónico planteado por el proyectista, 

· incorporar al diseño aspectos importantes para el fabricante de los paneles de CLT, como puede ser el tamaño máximo que se puede introducir en la prensa o la holgura a respetar en cierta unión por el diámetro de las fresas del centro de mecanizado,

· proponer alternativas que faciliten el trabajo al equipo de montadores,

· generar información gráfica necesaria para que las indicaciones planteadas sean fácilmente interpretables en la obra,

· verificar que la estructura no entra en conflicto con otros aspectos importantes del proyecto, como el paso de instalaciones.

Y todo ello sin comprometer la seguridad estructural de la cual nos responsabilizamos nosotros.

Este “encaje de bolillos” para dar respuesta a tantas necesidades a veces es muy complicado, pero nos permite tener una visión global del sector de la construcción con madera que es muy enriquecedora y nos ayuda a generar sinergias para que cada proyecto suba un escalón de calidad con respecto al anterior.

Y a partir de todo ese trabajo previo, y mientras la estructura de madera contralaminada está siendo producida en la fábrica, la constructora realiza los trabajos de cimentación y prepara el solar para la recepción y montaje de la estructura. 

Es importante que la constructora tenga conocimientos sobre madera y experiencia previa en trabajos con madera, así que planteamos estas preguntas a Belén Bouza, directora de Edm Casas:

P: Teniendo en cuenta tu amplia experiencia en gestión de obra, ¿cuál es la principal satisfacción al gestionar y construir un proyecto como éste comparado con construcción tradicional en ladrillo?

R (Belén): La principal satisfacción viene dada por la oportunidad de poder utilizar un material sostenible como es la madera. Si además, añadimos que la madera es de procedencia local, es decir, que sale del monte gallego, próximo a la ubicación del proyecto, y se certifica en Galicia para uso estructural, tanto para entramado ligero como para CLT, estamos ante la posibilidad de implantar un modelo de economía circular real con este tipo de construcción.

P: ¿Qué valoran más los proyectistas de vuestro trabajo en la gestión y ejecución de obra?

R (Belén): Valoran nuestra capacidad de organización del trabajo y nuestro conocimiento sobre el material que estamos utilizando, la madera. Además tenemos a trabajadores formados en el montaje de los diferentes sistemas constructivos que se emplean con madera. De esta forma, podemos dar soluciones rápidas y eficientes durante la ejecución.


En definitiva, un proceso colaborativo, cuyo resultado permite levantar una estructura para una vivienda unifamiliar en una semana,  que se puede ver sintetizado en este video timelapse, y en el que disponer de capacidad de fabricación local es clave como resume Belén Bouza, en este comentario sobre el hito que representa este proyecto dentro su trayectoria: “ Este proyecto me ha permitido a nivel personal y profesional cumplir un sueño que empezó en 2015, cuando de la mano de PEMADE me formé en el uso estructural de la madera y descubrí las posibilidades que Galicia, como gran potencia forestal, tenía sin explotar: el uso de nuestra madera, de nuestros pinos como base de una construcción sostenible y eficiente.

Además hemos formado un gran equipo de profesionales alrededor del proyecto: arquitectos, calculistas, aserradero, fábrica, montadores, todos formados en Galicia y aportando un gran valor añadido a la construcción, con confianza y garantía”.

¡Suscríbete
a nuestra Newsletter!