En woodiswood terminamos el año analizando y compartiendo las tendencias del sector de la madera que deberías tener presente para enfocar el año nuevo. ¡Toma nota!

Con la llegada del nuevo año, es el momento de listar los propósitos que nos depara el 2021. En woodiswood repasamos en una serie de artículos las tres tendencias clave del sector de la madera: el hogar, la interacción virtual, el crecimiento de las pequeñas comunidades de usuarios afines y la sostenibilidad. ¡Hablamos de la interacción virtual!

La crisis del Coronavirus nos ha obligado a trabajar más de lo habitual desde casa, provocando un cambio en nuestros hábitos domésticos. Desde marzo, nuestro hogar es el centro de atención. Aunque, esta transformación también se ha visto reflejada en nuestra manera de trabajar: ahora predomina lo digital y la interacción a distancia con los compañeros de profesión. 

Interacción virtual: en búsqueda de la inmersión perfecta en tiempo real

Como ya hemos comentado, este año nos hemos visto obligados a trabajar de manera digital y a colaborar a distancia. Hemos acelerado un camino de aprendizaje tecnológico del que ya será muy difícil bajarse y ¡qué complicado hubiera sido este periodo sin las herramientas tecnológicas que tantas veces cuestionamos!

Hemos aprendido a estar interconectados sin quedar físicamente, a crear y colaborar virtualmente. También hemos navegado en el caos de la gran variedad de herramientas para casi todos los procesos de trabajo cotidianos: ¿nos conectamos por Zoom, Skype, Whatsapp, Google Meet, Jitsi, Teams, Whereby o Lifesize? Ya somos expertos en reuniones por videoconferencia y nos adaptamos con facilidad a cualquier sistema de videollamada. 

Ahora bien, cuando hay que intercambiar información y datos, la cosa se complica, más cuando la información se genera desde diferentes disciplinas, Pero ha de integrarse y convivir en un mismo proyecto constructivo y aquí, los profesionales de la madera entienden bien la problemática.

Antes de la interacción virtual

Casi siempre los carpinteros son responsables de los acabados finales en el proceso constructivo, y ¿qué sucede? ¡qué todo aquello que venía en un plano de proyecto debe ser comprobado en obra!, y toca desplazarse a medir in situ antes de fabricar nada. Hay veces en los que también se hace necesario rehacer planos para fabricar, ajustando a las condiciones reales de la obra, y llevar todo lo que se pueda preparado del taller para montarlo en obra.

A pesar de ello, más de una pieza ha tenido que ser rectificada en obra o, incluso, devuelta a taller. ¿Los motivos? Estos pueden ser de lo más variopinto, ya sea porque se ha cambiado un enchufe de sitio o hubo un malentendido con el sentido de apertura de una puerta. Al final, lo que importa es que toca volver a fabricar, con todo el caos de gestión y desperdicio que esto genera.

En este sentido, el  2021 nos trae buenas noticias, porque se incrementará la adopción de soluciones virtuales colaborativas para el diseño y la construcción. Te adelantamos brevemente las tres tendencias clave para incorporar a tu rutina de aprendizaje el año próximo:

Del BIM al gemelo digital

El BIM no es sólo para estudios de arquitectura e ingenierías. Constructoras, subcontratas y otros agentes del proceso constructivo ya se están beneficiando de la metodología de trabajo BIM. Ahora también los propietarios de los edificios podrán gestionar el activo y su mantenimiento, a través del gemelo digital y las herramientas que los fabricantes de software están desarrollando para este fin.

Habrá muchos profesionales pensando que el BIM todavía no va con ellos y que ya llegará, pero su implantación avanza a buen ritmo. Y, parece que ha venido para quedarse: en los últimos tiempos se está orientando como base para digitalizar la obra y conectar el mundo digital con el mundo real. ¡Así que habrá que continuar aprendiendo BIM en 2021! Cuanto más familiarizados estemos con las herramientas digitales, mayor beneficio para todos.

DfMA o Diseño para la fabricación y el ensamblaje

En la práctica, los profesionales de la madera se mueven entre procesos artesanales e innovadoras maquinarias y métodos de ensamblaje por control numérico. Por lo que saben bien la importancia de diseñar para los procesos de prefabricación, que reducen las operaciones en obra al montaje. Esta forma tan natural de trabajar la madera se incorporará también a otros sectores. La prefabricación va de convergencia de industrias, procesos, flujos de trabajo y datos funcionales. Crear comunidades para aprender unos de otros será vital, porque toca integrar equipos multidisciplinares para incrementar el nivel de prefabricación.

Simulación en vivo y visualización inmersiva

Adelanta la realidad de los proyectos a tus clientes y aprueba su validez de forma inmediata, mediante la incorporación de herramientas de renderizado de nueva generación. Los motores de render de nueva generación (como Lumion, Unreal Engine o Unity) permiten crear imágenes, videos y experiencias de realidad virtual en vivo. Se caracterizan por tener una interfaz simplificada, con controles tipo videojuego, también incorporan efectos ambientales como lluvia, nubes, niebla o sol, personas o vehículos en movimiento y se procesan en tiempo real.

Si bien se pierde precisión física, lo que los invalida para aplicaciones que exigen alto detalle como la joyería, permiten un nivel de interacción que mejorará mucho la comunicación y el proceso de toma de decisiones con tus clientes.

En un futuro próximo, la transformación digital permitirá diseñar y construir espacios con la tecnología inmersiva de los videojuegos, fundiendo lo virtual y lo real, con retroalimentación entre lo físico y lo digital, incorporando la información de distintos tipos de sensores conectados a la nube. 

Por un lado, se trata de crear experiencias de colaboración en tiempo real en un único entorno inmersivo. Y, por otro lado, ofrecer experiencias interactivas que puedan ser vistas desde cualquier escenario donde el usuario interactúe con el entorno.

Cuando se ven las presentaciones de software parece ciencia ficción, porque es bien sabido que para llegar a ese nivel de integración entre lo físico y lo digital falta mucha interoperabilidad entre programas informáticos. Por lo que será necesario invertir en formación, cursos prácticos y capacitación de todas las personas que participan del proceso, así que toca ponerse manos a la obra.

¡Únete a la comunidad!
woodiswood
Inspírate y conecta con otros profesionales.
Hecho con amor en Galicia

Entérate de todo lo que pasa:

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de las novedades de la comunidad.