No es tan sacrificado como algunos pueden pensar, el hecho de que los suelos sean de madera, si se cuidan apropiadamente. Con un poquito de trabajo constante pero sencillo, se mantienen fácilmente en buen estado.

Imagínate una casa super confortable, cálida, agradable… donde pasar un confinamiento fuese una experiencia muy positiva… ¿Tiene esa casa los suelos de madera? ¡Seguro que sí! La madera da calidez y sensación de confort, y una de las claves, son los suelos de madera. En este post te contamos todas las opciones de tipos de suelos de madera y formas de cuidarlos.

No es tan sacrificado como algunos pueden pensar, el hecho de que los suelos sean de madera, si se cuidan apropiadamente. Con un poquito de trabajo constante pero sencillo, se mantienen fácilmente en buen estado.

Mantenimiento y cuidado de suelos de madera

Las claves de su limpieza y mantenimiento pueden resultar muy lógicas:

  • Evitar pisar los suelos de madera con calzado de la calle, ya que los puede arañar.
  • Poner protecciones en forma de almohadillas o fieltros en la parte de los muebles que está en contacto con el suelo de madera.
  • Evitar el contacto del suelo de madera con líquidos; y si se derramase alguno, limpiarlo enseguida. 

Existen otras claves o detalles, que no tenemos en cuenta y que nos vendrían muy bien a la hora de cuidar los suelos de forma casi experta. Te contamos algunos ejemplos:

¿Sabías que existe una normativa (UNE 56810 Punto 13.1), que recomienda que el suelo de madera se instale con una humedad relativa entre el 50 % y el 70 % , en zonas del litoral; y entre el 35% y el 60% en zonas de interior peninsular? Si el ambiente de tus suelos no cumple estas franjas de humedad, puedes intentar mitigar los efectos.

Si el ambiente es seco, podemos usar un humidificador. Si el ambiente es húmedo, podemos usar la calefacción o aparatos de calor seco.

Los rayos de sol directos aclaran la madera y la deterioran. Por eso, en casas o edificios con suelos de madera, lo mejor es usar cortinas o estores para filtrar la incidencia de la luz.

Por último, si quieres colocar tus plantas directamente en el suelo, lo mejor es usar platos que recojan el agua que desprenden al regarlas. Las plantas son fuentes de humedad constantes para los suelos de madera.

Cómo limpiar y cuidar los suelos de madera

La limpieza no tiene mayor secreto y tampoco pretendemos descubrir América con estos consejos, pero sí que hay algunas claves que pueden venirte muy bien. Te las contamos:

  • Limpia tus suelos de madera con aspirador antes que con un cepillo o escoba. Las escobas arrastran y levantan polvo y en un par de días tendrías el suelo sucio de nuevo. Esto, multiplicado por muchas veces, implicaría un mayor desgaste del suelo de madera. 
  • Frega tus suelos de madera con una fregona ligeramente humedecida, ¡no te pases mojándola! Añade al agua un poco de algún producto especial para suelos de madera. No hace falta fregar el suelo de madera a menudo. Cada 15 días está bien, a no ser que se ensucie antes. En ese caso, elimina cualquier suciedad ya que puede provocar una mancha en el suelo.
  • ¿Crujen tus suelos de madera? Prueba a echar un poquito de polvos de talco en las ranuras y esparcirlos suavemente con la ayuda de un cepillo (que no sea muy duro). ¡Seguramente consigas que dejen de crujir!
  • Lija y barniza tus suelos de madera aproximadamente cada 10 años. Esta recomendación temporal es orientativa, ya que si se tratan de suelos con poco uso, tardarán más en desgastarse. Pero si tus suelos se desgastan mucho con el día a día, no dejes pasar este punto importante de su mantenimiento, ya que cuanto más desgastado esté el suelo, mayor se tendrá que pulir la madera en el trabajo de mantenimiento.
  • Presta atención a tus suelos de madera: no es lo normal, pero podrían surgir elementos muy agresivos para tus suelos de madera como la carcoma. ¡Hay que estar atentos!

Tipos de suelos de madera

Existen suelos de madera de muchos tipos. La madera se ha usado muchísimo en los suelos, en diferentes formas a lo largo de los siglos. Hay suelos impresionantes en edificios históricos, ¡son una auténtica maravilla! Vamos a detenernos a analizar qué tipos de suelos de madera hay.

Suelos de madera según su lama

La lama es la pieza de madera que conforma el conjunto del suelo. Existen diferentes tipos de suelos de madera según su lama:

  • Suelo de parquet: Es el suelo de madera conocido por su nobleza y calidad. Tiene un grosor en sus lamas de entre 2,5 mm y 5 mm. La capa superior, la visible, suele estar tratada con resinas de calidad que ofrecen resultados muy atractivos a la vista, mientras que las demás capas, al ser estructurales, son de otros materiales menos nobles.
  • Suelo de madera maciza: Mientras que el parquet cuenta con un grosor máximo de 5 mm, los suelos de madera maciza cuentan con un espesor de 10 a 20 mm y son en su totalidad de la misma madera noble, a diferencia del parquet, que lleva las mejores maderas solamente en la capa superior.
  • Suelo laminado: son lamas de madera (la más común es la DPL) aderezadas con resinas especiales, acompañadas de otros materiales, que los hacen resistentes a situaciones de mayor agresividad como impactos, rayados o abrasiones.

Suelos de madera según su instalación

Los suelos de madera también se clasifican en torno a su forma de instalación y no solo a su característica física. Para su instalación, ha de estudiarse con certeza el ambiente en el que estarán, ya que según este hecho habrá que dejar mayor o menor espacio entre las lamas, con previsión de dilatación por calor o humedad a lo largo del año. Hay tres tipos de suelo, según su instalación:

• Sistema de instalación de suelos de madera entarimado sobre rastreles: es el tipo de instalación propia en suelos de madera maciza o parquet. Su instalación depende de las condiciones ambientales ya mencionadas, y del espesor de la lama. En función de esto, se determina la distancia entre los rastreles.

• Sistema de instalación de suelos de madera encolado al subsuelo: En este caso, los adhesivos son la estrella de este sistema de instalación y ofrece ciertas ventajas como su flexibilidad y acústica; aunque el resultado es menos fino y más laborioso. 

• Sistema de instalación de suelos de madera flotante: Es muy popular. Hoy, muchas personas cuentan con él en su casa ¿Te suena la “tarima flotante”? ¡Pues este suelo! Son tablas que se unen en forma de encaje en clic, de forma sencilla. Existen suelos flotantes de diferentes calidades. Algunos cuentan con elementos plásticos incluso, y su mantenimiento es mucho más sencillo.


Muchas veces nos fijamos en los elementos de madera que nos rodean, pero no en los suelos. Incluso existen tendencias en torno a los suelos de madera, ¿Estás al día? Un suelo de madera aporta muchísimo a una estancia. ¿Qué te vamos a decir nosotros, que somos amantes de la madera? ¡Apúntate ya a nuestra comunidad para amantes de la madera!

¡Únete a la comunidad!
woodiswood
Inspírate y conecta con otros profesionales.
Hecho con amor en Galicia

Entérate de todo lo que pasa:

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de las novedades de la comunidad.