LugarMundi

Casa Passivhaus en Castrelo de Piñeiro

Marta Trigás

Descripción de Casa Passivhaus en Castrelo de Piñeiro

La vivienda Passivhaus, ubicada en Castrelo de Piñeiro, es una reconstrucción que se asienta sobre los vestigios de unos muros de piedra que han sobrevivido al paso de los años, los cuales recuperamos y completamos con estructura y piel de madera.

Estos muros determinan la orientación de la vivienda, lo que condiciona su eficiencia energética. La edificación se divide en dos volúmenes orientados al Norte hacia la calle y las espectaculares vistas, y al Sur hacia el pequeño jardín.

La base de esta casa pasiva son los materiales autóctonos. Para completar los muros de piedra existentes utilizamos madera de castaño y de eucalipto tanto en la estructura como en la envolvente, que junto con el aislamiento mineral ayudan a optimizar las condiciones de confort interior.

Las carpinterías son de madera y triple vidrio de altas prestaciones para mejorar el comportamiento energético de la vivienda en el clima extremo de la zona, con inviernos muy fríos y veranos cálidos. El diseño de los huecos de las fachadas respeta el estilo de las construcciones tradicionales de su entorno y viene determinado por las trazas preexistentes en los muros. Debido a las necesidades de captación solar, estos huecos se adaptan en la fachada Sur.

Más que una vivienda familiar, este proyecto quiere formar parte de la vida de la zona y convertirse en un motor económico siguiendo los principios de la economía circular, implicando para su construcción a los profesionales y los recursos naturales del propio entorno.
Valoraciones de este proyecto
No hay valoraciones en este proyecto

Otros proyectos que te pueden interesar

Otros proyectos

Viviendas aisladas 

NITEL HOUSE

INTEGRACIÓN EN LA NATURALEZA Situada en una parcela rural, y rodeada de un entorno arquitectónico degradado sin demasiado interés, Nitel House se encuentra ubicada dando la espalda al norte, dejando así la mayor parte de la parcela para el disfrute de sus habitantes. La vegetación que delimita los linderos (castaños, nogales y plataneros de sombra) enfoca las vistas hacia las montañas cercanas, haciendo partícipe a sus habitantes del entorno próximo y lejano que lo rodea, introduciendo el exterior en la sucesión de estancias que plantea el programa funcional. La distribución interior surge del desplazamiento de una planta rectangular con cubierta a dos aguas, generando dos pabellones tangentes que se deslizan sobre sí mismos para buscar la incidencia de los rayos solares en las zonas más públicas de la vivienda. ESTÉTICA MIDCENTURY El edificio se inspira en el estilo Mid-Century, un movimiento artístico de lo años 50 del siglo pasado, que englobaba desde la arquitectura, hasta el diseño de mobiliario y producto. Así, la fachada del edificio varía según nos vamos adentrando en la parcela, pues a medida que la recorremos se van desvelando los diferentes tratamientos y detalles singulares. La cara norte se reviste de una mampostería de piedra irregular, que con el paso del tiempo se irá recubriendo de musgo y vegetación para así mimetizarse con el entorno que la rodea. Las caras oeste y sur de la zona más pública, se recubren con una piel de vidrio de grandes dimensiones que deja pasar los rayos solares en los meses más fríos del año. En los meses cálidos, la disposición de la vivienda entre dos grandes masas arbóreas caducifolias, garantiza a sus habitantes la protección solar necesaria para evitar los posibles sobrecalentamientos. Por último, las caras del pabellón que alberga las habitaciones, se reviste de madera de alerce al natural, a modo de fachada trasventilada. CONSTRUCCIÓN INDUSTRIALIZADA El edificio de Nitel House se plantea de manera industrializada, utilizando una combinación de pórticos y entramados ligeros de madera como estructura principal de la vivienda. Estos pórticos, vistos al interior, nos dejan intuir el ritmo con el que el edificio fue compuesto, apreciado también en el exterior de la fachada de las zonas pública. La utilización de estos elementos industrializados, que facilitan el control y la mano de obra, evitan sobrecostes innecesarios y una correcta ejecución. Cuanto mejor ejecutado y pensado está un detalle arquitectónico, mayor es la estanqueidad al aire y menores son los tan temidos puentes térmicos. AISLAMIENTO Para garantizar todos los parámetros de la edificación pasiva, la envolvente ha sido calculada y optimizada al máximo, disponiendo grandes espesores de aislamiento tanto en suelos como en fachadas y cubiertas. Se han dispuesto frenos de vapor en el interior de los cerramientos para evitar las condensaciones intersticiales, y láminas impermeables y transpirables en la cara exterior para evitar las filtraciones y permitir la difusión del vapor interior del cerramiento. Un cerramiento que transpira es un cerramiento sano, y más si se trata de materiales orgánicos como la madera. Nitel House es un claro ejemplo de cómo la arquitectura moderna no está reñida con la arquitectura sostenible en el mundo rural.

Viviendas aisladas 

Casa prefabricada modular Helena

Vivienda prefabricada modular de 48 m2. Transportable, fabricada sobre estructura de acero y entramado ligero de madera.

Zonas de estar Dormitorios Baños o aseos 

Reforma piso

Reforma integral del mobiliario. Mueble salón, armarios, cabeceros, muebles de baño, puertas, suelo etc...

Viviendas aisladas 

NITEL HOUSE

INTEGRACIÓN EN LA NATURALEZA Situada en una parcela rural, y rodeada de un entorno arquitectónico degradado sin demasiado interés, Nitel House se encuentra ubicada dando la espalda al norte, dejando así la mayor parte de la parcela para el disfrute de sus habitantes. La vegetación que delimita los linderos (castaños, nogales y plataneros de sombra) enfoca las vistas hacia las montañas cercanas, haciendo partícipe a sus habitantes del entorno próximo y lejano que lo rodea, introduciendo el exterior en la sucesión de estancias que plantea el programa funcional. La distribución interior surge del desplazamiento de una planta rectangular con cubierta a dos aguas, generando dos pabellones tangentes que se deslizan sobre sí mismos para buscar la incidencia de los rayos solares en las zonas más públicas de la vivienda. ESTÉTICA MIDCENTURY El edificio se inspira en el estilo Mid-Century, un movimiento artístico de lo años 50 del siglo pasado, que englobaba desde la arquitectura, hasta el diseño de mobiliario y producto. Así, la fachada del edificio varía según nos vamos adentrando en la parcela, pues a medida que la recorremos se van desvelando los diferentes tratamientos y detalles singulares. La cara norte se reviste de una mampostería de piedra irregular, que con el paso del tiempo se irá recubriendo de musgo y vegetación para así mimetizarse con el entorno que la rodea. Las caras oeste y sur de la zona más pública, se recubren con una piel de vidrio de grandes dimensiones que deja pasar los rayos solares en los meses más fríos del año. En los meses cálidos, la disposición de la vivienda entre dos grandes masas arbóreas caducifolias, garantiza a sus habitantes la protección solar necesaria para evitar los posibles sobrecalentamientos. Por último, las caras del pabellón que alberga las habitaciones, se reviste de madera de alerce al natural, a modo de fachada trasventilada. CONSTRUCCIÓN INDUSTRIALIZADA El edificio de Nitel House se plantea de manera industrializada, utilizando una combinación de pórticos y entramados ligeros de madera como estructura principal de la vivienda. Estos pórticos, vistos al interior, nos dejan intuir el ritmo con el que el edificio fue compuesto, apreciado también en el exterior de la fachada de las zonas pública. La utilización de estos elementos industrializados, que facilitan el control y la mano de obra, evitan sobrecostes innecesarios y una correcta ejecución. Cuanto mejor ejecutado y pensado está un detalle arquitectónico, mayor es la estanqueidad al aire y menores son los tan temidos puentes térmicos. AISLAMIENTO Para garantizar todos los parámetros de la edificación pasiva, la envolvente ha sido calculada y optimizada al máximo, disponiendo grandes espesores de aislamiento tanto en suelos como en fachadas y cubiertas. Se han dispuesto frenos de vapor en el interior de los cerramientos para evitar las condensaciones intersticiales, y láminas impermeables y transpirables en la cara exterior para evitar las filtraciones y permitir la difusión del vapor interior del cerramiento. Un cerramiento que transpira es un cerramiento sano, y más si se trata de materiales orgánicos como la madera. Nitel House es un claro ejemplo de cómo la arquitectura moderna no está reñida con la arquitectura sostenible en el mundo rural.

Más proyectos de Marta Trigás

Viviendas aisladas 

Casa Passivhaus en Biduído

La vivienda Passivhaus, ubicada en Biduído de Arriba, una pequeña aldea próxima a Santiago de Compostela. El edificio se diseña en planta con forma de L para lograr la mayor longitud de fachada con orientación Sur y SurOeste, aprovechando al máximo las ganancias solares y la comunicación con el jardín. La vivienda se construye con materiales de bajo impacto ambiental, muros de madera contralaminada (CLT de pino de Galicia) y aislamientos naturales de lana de roca para el SATE y las fachadas acabadas en piedra. Las carpinterías son de PVC y triple vidrio de altas prestaciones para mejorar el comportamiento energético de la vivienda en el clima de la zona, con inviernos fríos y veranos cálidos. Para mejorar el comportamiento térmico en verano se ha diseñado un porche perimetral a la casa hacia el jardín y unas contraventanas de lamas de madera fijas colocadas por el exterior de las ventanas que mitigan la incidencia del sol en los meses más calurosos. La climatización de la casa se suministra a través del aire de ventilación mecánica con recuperación de calor y una batería eléctrica de postratamiento para lograr el máximo confort.

Viviendas aisladas 

Casa Passivhaus en Biduído

La vivienda Passivhaus, ubicada en Biduído de Arriba, una pequeña aldea próxima a Santiago de Compostela. El edificio se diseña en planta con forma de L para lograr la mayor longitud de fachada con orientación Sur y SurOeste, aprovechando al máximo las ganancias solares y la comunicación con el jardín. La vivienda se construye con materiales de bajo impacto ambiental, muros de madera contralaminada (CLT de pino de Galicia) y aislamientos naturales de lana de roca para el SATE y las fachadas acabadas en piedra. Las carpinterías son de PVC y triple vidrio de altas prestaciones para mejorar el comportamiento energético de la vivienda en el clima de la zona, con inviernos fríos y veranos cálidos. Para mejorar el comportamiento térmico en verano se ha diseñado un porche perimetral a la casa hacia el jardín y unas contraventanas de lamas de madera fijas colocadas por el exterior de las ventanas que mitigan la incidencia del sol en los meses más calurosos. La climatización de la casa se suministra a través del aire de ventilación mecánica con recuperación de calor y una batería eléctrica de postratamiento para lograr el máximo confort.

© FINSA, 2021CookiesConfiguración de CookiesLegal y privacidadContacto